Evitar que los líquidos en la maleta se derramen parece una quimera pero no lo es. Esta situación tiene un remedio tan fácil como incómodo es que te suceda. Atento a este truco infalible que tendrás listo en unos minutos para que tu equipaje llegue sano y salvo a su destino.


Los líquidos en la maleta son uno de los elementos más delicados que podemos transportar, al tiempo que resultan prácticamente imprescindibles en cualquier viaje. Nuestros líquidos nos acompañan allá donde vamos como parte esencial de nuestros enseres, es por ello que conviene saber transportarlos correctamente para evitar el temido derrame que nos estropee todo el equipaje.

Champú, gel, desmaquillante, perfumes, enjuagues, cremas o la pasta de dientes, todos son susceptibles de derramarse durante nuestros trayectos. Una situación muy incómoda provocada por norma general por los movimientos bruscos o la presión por la que pasa nuestro equipaje en el transcurso del viaje. El resultado es muy desagradable pues nuestros elementos de higiene, ropa y artículos acaban sucios e incluso dañados.

Sin embargo, existe un truco muy sencillo para que los líquidos en la maleta no se derramen, uno mejor que ponerlos dentro de las bolsas desechables que protegen el resto de elementos pero no evitan el derrame del producto. Y lo mejor de todo es que solo necesitas papel transparente, tijeras y unos pocos minutos para preparar dicha protección en todos tus botes. El truco consiste en colocar un trocito de papel transparente justo antes de tapar el producto con su tapón correspondiente. ¡Atento a los pasos!

1. Dispón tus botes y hazte con un rollo de papel de cocina transparente.

2. Hazte con unas tijeras.

3. Corta un trozo de papel en formato rectangular o cuadrado.

4. Abre el tapón de tus productos.

5. Coloca el trozo de papel sobre el agujero con la tapa abierta.

6. Cierra de nuevo el bote con el papel transparente debidamente colocado.

7. ¡Viaja tranquilo con tus botes protegidos!

 

Liquidos-maleta-truco-gabol