Lograr ser productivo en un viaje de trabajo puede ser complicado. Lidiar con todos los compromisos, ser puntual, acertar con el equipaje, estar descansado... En Gabol te proponemos 8 claves para conseguir que tus viajes de negocios sean buena oportunidad profesional y también un momento para disfrutar.


.

1. Planifica tu viaje

Para ser productivo en un viaje de trabajo lo primero en principal es la organización.Sé previsor y adelántate a todo aquello que puedas organizar de ante mano como reservas de hotel y transportes. Busca un lugar confortable donde hospedarte con conexión wifi y todo aquello que necesites para facilitarte el trabajo. Y por lo que respecta a los transportes, trata de optimizar al máximo tus tiempos con buenas y cómodas conexiones.

Lleva un buen registro de todos tus compromisos con una agenda y calendario actualizados: hora del vuelo, reserva de hotel, direcciones, eventos, etc. Adelanta todo el trabajo que puedas dejar hecho antes de viajar y planea también tu tiempo libre, será importante que tomes tus tiempos de descanso. Te puede interesar: '5 accesorios para 'flexiworking' el nuevo modelo de trabajo'.

 

Ser productivo en un viaje de trabajo - Gabol -42. Sincroniza y guarda tus datos

Importante también será sincronizar todos los datos que vas a utilizar durante el viaje en  tus dispositivos y guardar una copia en local, así evitarás quedarte colgado cuando no dispongas de Internet.

 

3. Viaja ligero y con el equipaje adecuado

Otra cuestión de gran importancia a la hora de ser productivo en un viaje de trabajo es escoger el equipaje adecuado. Trata de  seleccionar todo lo que necesitas llevar contigo tanto de equipaje como de material de trabajo. Apuesta por prendas versátiles que te permitan ahorrar en cantidad de equipaje, calcula tus looks para cada día reaprovechando dichas prendas y complementos, y consigue viajar ligero.

Apuesta por una maleta de mano cómoda y manejable -si viajas para pocos días-, y una mochila business con capacidad para llevar todos tus documentos y dispositivos. La mochila será tu más fiel aliada donde contener y organizar lo más esencial para tu jornada, y con la que podrás gestionar todas tus necesidades, incluso cargar tus dispositivos si escoges una de nuestras mochilas con puerto de carga USB o incluso, ¡pantalla solar! Te puede interesar: 'Fifty es la nueva mochila con panel solar para recargar tus dipositivos'.

 

4. Lleva buenos auriculares

Ser capaz de  trabajar en cualquier lugar es una de las claves de hacer productivo tu viaje de trabajo. Cuando estás fuera es muy difícil controlar el entorno en el que te encuentras, por eso disponer de unos buenos auriculares que te permitan abstraerte del ruido de tu entorno, será fundamental para concretarte.

 

5. Aprovecha el vuelo y otros tiempos vacíos

Los desplazamientos así como otros momentos vacíos en los viajes de trabajo son una muy buena ocasión para adelantar trabajo. En muchas ocasiones puede que no tengas internet, sin embargo puedes usar ese tiempo para realizar tareas que no requieran conexión, como escribir correos, trabajar en un proyecto que tenías pendiente...

 

6. Prioriza los nuevos contactos

La mayoría de los viajes de trabajo ofrecen oportunidad de hacer networking. Aprovecha la ocasión para ampliar tu red de contactos, cuenta con tarjetas de presentación siempre a mano y utiliza plataformas como Linkedin para mantenerte conectado.No dejes pasar ninguna ocasión,

 

7. Dedícate tiempo a ti

Ser productivo en un viaje de trabajo pasa por mantenerte en un buen nivel de activación pero sin saturar. La mejor forma de que consigas render al máximo en los momentos adecuados es que tomes tus momentos de descanso con el mismo rigor con el que planificas tu trabajo. No olvides que estás de viaje y que ésta puede ser una muy buena oportunidad para disfrutar de ese destino, conocer una nueva cultura, ampliar tus conocimientos, etc.

 

8. Presta atención a tu dieta

Viajar es sinónimo de salir de la rutina y eso engloba hábitos tan importantes como la comida. Durante los viajes nuestra dieta cambia drásticamente y eso afecta a nuestra productividad. Es por eso que, en los viajes de trabajo es fundamental mantener unas buenas rutinas que nos permitan abordar todos nuestros compromisos. El descanso y los tiempos de ocio son esenciales, como hemos comentado, y también lo es la dieta: trata de comer sano y equilibrado, seguir unos buenos horarios y beber mucha agua.