Déjate seducir por la mágica Provenza y visita esta maravillosa región del sur de Francia de una manera única con la ruta del Impresionismo* de Van Gogh. Una guía trazada para descubrir los lugares que inspiraron al artista (Café la Nuit, la Casa Amarilla, el puente Langlois…) y en la que belleza, naturaleza, vida rural y buena gastronomía se unen en una aventura diferente que sigue los pasos de un genio. Este otoño haz tu maleta y escápate a este remanso francés. 


 

Vincent Van Gogh llegó a la pintura casi por casualidad. Vivió una tormentosa vida carente de reconocimiento, envuelta de belleza y cargada de melancolía y miseria. Una vida artísticamente fructífera que recibió todos los honores tras su muerte, y a la que él dedicó todo su aliento y sentido. Su más prolífico periodo fue precisamente en la Provenza francesa, una región fértil y bella de pueblos pintorescos, frondosa naturaleza y buena comida, en la que Van Gogh encontró inspiración por doquier. Hoy, amantes y estudiosos del autor han trazado la ruta del Impresionismo de Van Gogh recogiendo los lugares más importantes de su vida y obra en esta idílica región entre la ciudad de Arles y Saint-Rémy-de-Provence. Emblemáticos emplaces donde el artista compartió fatigas con Gauguin, perdió una oreja y pintó algunas de sus pinturas más reconocidas como ‘Los Girasoles’, ‘Café la Nuit’, ‘La Silla de Van Gogh’ o ‘La Casa Amarilla’. Una forma diferente de conocer esta maravillosa tierra que tan cerca nos queda y tanto nos tiene que ofrecer.


Arles

Al llegar a Arles, Van Gogh se instala en el hotel-restaurante Carrel (Rue De la Cavalerie, 30). Después alquila una parte de la Casa Amarilla (Maison Jaune) donde emplaza su estudio. Los lugares destacados para visitar en esta zona son:

[caption id="attachment_13211" align="alignnone" width="1592"] Plaza del Forum de Arles. [/caption]
  1. La Casa Amarilla (Maison Jaune), situada en la Place Lamartine de Arles. Pintada de un amarillo vivo, fue su casa y estudio.
  2. La plaza del Forum con el ‘Café la Nuit’, retratado por el artista en septiembre de 1888.
  3. El Puente de Trinquitaille, un puente metálico sobre el Ródano que observa desde el muelle de la Roquette y del que pinta las escaleras.
  4. El muelle del Ródano. Uno de los tema predilectos de Van Gogh. Lo pinta de noche con las luces reflejadas en el agua y el cielo estrellado.
  5. El ‘Viejo Molino’ de la calle Mireille. Van Gogh realiza un estudio de un viejo molino que estaba situado en el barrio de Mouleyrès, en la calle Mireille.
  6. El jardín público del bulevar de Lices. Adoraba pintar los jardines de Arles. Uno de sus cuadros más conocidos retrata la entrada del jardín público.
  7. El Anfiteatro (Les Arènes). Al pintor le interesaba el ambiente de la ciudad durante la temporada taurina y realizó una serie de cuadros en el anfiteatro romano de Arles.
  8. El Puente Langlois, conocido como el Puente Van Gogh, está situado en el canal que une Arles con Port-de-Bouc y es el protagonista de uno de sus cuadros más conocidos.
  9. Los Alyscamps, los vestigios de la necrópolis galo-romana y los sarcófagos. Allí le interesa sobre todo realizar un estudio de la caída de las hojas en la avenida de álamos.
  10. El Jardín de la casa de salud. Tras cortarse la oreja en diciembre de 1888, Van Gogh es trasladado al hospital Saint-Esprit fundado en el siglo XVI. El pintor representará el conjunto en un cuadro luminoso y colorido. Actualmente, el edificio es un centro cultural y universitario llamado Espacio Van Gogh.

Saint-Rémy-de-Provence

En mayo de 1889, Van Gogh se traslada a la ciudad de Saint-Rémy-de-Provence para ser internado por propia voluntad en el hospital Saint Paul de Mausole. Fascinado por la calidad de la luz y el colorido de los paisajes, el pintor realiza cerca de 150 cuadros, entre ellos: ‘Jardín del asilo Saint-Paul’, ‘La Noche estrellada’, ‘Autoretrato’ o ‘La habitación del pintor’. Los lugares señalados para visitar en esta zona son:

[caption id="attachment_13221" align="alignnone" width="1194"] Saint-Rémy-de-Provence.[/caption]
  1. El monasterio de Saint-Paul de Mausole. Es uno de los más bellos monumentos religiosos de Provenza. Conserva un núcleo del siglo XII con un campanario y una campana de estilo románico provenzal. Se puede visitar la habitación que ocupó Van Gogh e ir de excursión por los alrededores donde hay 20 lugares que pintó.
  2. Los campos de olivares. Van Gogh pinta varias series de campos de olivos en diferentes épocas del año. ‘Los Olivares’ (1889).
  3. Ruinas romanas de Glanum. Las vistas que hay antes de la entrada al yacimiento inspiraron a Van Gogh en sus obras: ‘Los dos agujeros’ y ‘La montaña de Saint-Rémy’. 
     

*Ruta del Impresionismo de Van Gogh - Tour privado por la Provenza. Ver aquí